Ir al contenido

¿PUEDE COLOMBIA DESARROLLAR SU PROPIA TECNOLOGÍA AEROESPACIAL?

Por Marco Pirateque | 04 de Diciembre de 2016
Ante los últimos anuncios de la Fuerza Aérea Colombiana FAC de lanzar un nanosatélite a más tardar en 2018 que sirva tanto para el desarrollo urbano, restitución de tierras como para la sustitución de cultivos ilícitos y la atención de desastres, se plantean dudas sobre el proyecto aeroespacial.

 

La economía colombiana por décadas se ha basado en la producción de bienes primarios y la explotación de recursos naturales, que de una u otra forma son limitados. La inversión en ciencia y tecnología observable en varios países ha generado un impacto positivo en distintos sectores, tanto en el incremento en la calidad y cobertura de la educación como en el fortalecimiento de la productividad e incluso en la participación en sectores económicos no tradicionales, además de otros beneficios.

El sector aeroespacial es sin duda un ejemplo claro de transformación tecnológica. Mientras países como México, Brasil y Costa Rica ya cuentan con infraestructura y sólidos programas; Perú, Ecuador, Bolivia e incluso Venezuela avanzan con pasos firmes. Colombia no necesita hacer cohetes, naves espaciales o aviones de última generación pero sí generar de manera autónoma conocimiento y capacidades, bajo la gestión del estado y la participación directa de la academia y la industria con el fin de superar el largo letargo tecnológico.

LO PRIMERO ES ORGANIZAR LA CASA

La Comisión Colombiana del Espacio CCE es un órgano intersectorial de consulta creado hace 10 años para orientar la ejecución de la política nacional frente al desarrollo y aplicación de las tecnologías espaciales, además de coordinar la elaboración de planes, programas y proyectos en este campo. Sin embargo, las estrategias implementadas no han brindado resultados concretos, principalmente debido a la falta de interés de algunas entidades y el exceso de protagonismo de otras.

La Comisión en años pasados redefinió tres objetivos principales; la creación del programa presidencial para el desarrollo espacial, el proyecto del satélite de observación de la tierra y el fomento de la academia y la industria aeroespacial. Bajo este precepto, se requiere crear una entidad técnica, no burócrata, más cuando se coloca en juego la competitividad e incluso la defensa nacional, lastimosamnte dicha iniciativa fue descartada por el actual gobierno, sin embargo las otras dos siguen siendo de interés para la Fuerza Aérea que recientemente anuncio el lanzamiento de un nanosatelite (Un satélite y nuevos radares, apuesta de la FAC para posconflicto).

CAPACIDAD FRENTE AL DESARROLLO AEROESPACIAL

satelite_planet

Nanosatelite de Observación de la Tierra Fuente: www.planet.com

Frecuentemente se cuestiona en redes sociales y espacios académicos la capacidad nacional para desarrollar tecnología propia y aunque parezca absurdo para algunos, existe la posibilidad. En el caso de construir un nanosatélite que cumpla con las expectativas indicadas por el General Carlos Eduardo Bueno, dicha plataforma satelital debería ubicarse en una órbita ecuatorial que permita una resolución temporal diaria, igualmente deberá tener resolución espacial submetrica y una resolución espectral de mínimo cuatro bandas (RGB+IR) para atender la amplia variedad de necesidades propuestas por la FAC. Para cumplir dichos objetivos Colombia cumple con las siguientes capacidades para realizar interesante proyecto:

Capacidad tecnológica: Construir un satélite de estas características requiere de diversas áreas del conocimiento e infraestructura, la red de universidades públicas y privadas actualmente están en capacidad de desarrollar como mínimo un 40% de la plataforma satelital y un 80% de la estación terrena, aclarando que ninguna entidad está en capacidad de construirlo completamente.

Capacidad financiera: La investigación, diseño, construcción, prueba, lanzamiento, administración, además del seguimiento y control durante un año tendría un costo promedio de US$50 millones, lo que a valores de hoy representaría cerca del 50 % del presupuesto de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas para el año 2016. Obviamente este presupuesto se puede reducir considerablemente pero demandaría reducir los requerimientos técnicos de la plataforma satelital y de Tierra, además se pondría en riesgo la ejecución del proyecto a largo plazo, convirtiéndose en un proyecto aislado y sin un norte estatal.

Relación de presupuestos en Colombia 2016 – 2017 Fuente: Autor

 

Capacidad de gestión: Es necesario de un grupo líder con experiencia en proyectos espaciales particionados con la finalidad de coordinar las actividades del personal e instituciones participantes verificando los objetivos, presupuesto y tiempo establecidos. Incluso un acuerdo bilateral con algún país en donde se genere una transferencia de conocimiento a través de programas académicos, capacitación y asesoría técnica.

Capacidad intelectual: Esta es la fortaleza más grande con la que cuenta Colombia. Aparte de la creciente calidad de estudiantes y docentes de nuestras universidades, existe un grupo bastante amplio de nacionales trabajando en distintas entidades alrededor del mundo y son líderes en diversas áreas de las ciencias aeroespaciales, de donde puede surgir un programa en la formación de talento humano.

Después de esta aclaración de conceptos, existe una serie de cuestionamiento que tendrán que responderse próximamente a lo largo del proyecto.

  • Si en el mejor de casos, un equipo de profesionales altamente capacitados y entrenados se demora entre 4 a 6 meses poner en funcionamiento un nanosatelite, ¿Cuánto tiempo es el estimado para realizar todo el plan de trabajo para lo que sería el segundo satélite Colombiano en órbita?
  • Si se pretende lanzar el nanosatelite en 2017 o más tardar el 2018 quiere decir que la construcción tiene cierto grado de avance ¿En qué fase de construcción esta actualmente?
  • ¿Quiénes lo están ensamblando?
  • ¿Están trabajando con alguna universidad o centro de investigación?
  •  ¿Se va a incentivar para que el sector privado participe en este proyecto?
  •  ¿Los parámetros técnicos de la plataforma satelital son los que se describieron previamente?
  •  ¿El proyecto tiene nombre?

Por ultimo ASTCOL felicita la iniciativa de la Fuerza Aérea Colombiana FAC, esperando que no se convierta en otro titular como los que suelen sacar periódicamente los gobiernos de turno dejando mal representados a todos los técnicos, científicos, profesionales apasionados y entusiastas colombianos frente a colegas de diferentes latitudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On PinterestVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin